Mi viaje

«Antes de ser coach» fui oboísta profesional en Argentina durante 18 años, residente en 5 países del mundo, madre, hija,amiga, eterna buscadora de sentido, y una vida apasionada en el mientras tanto.

«No todo lo que brilla es oro»… Hacer música me hizo sentir plena muchísimas veces ; y otras, sin embargo, me enfrentó a momentos (conciertos importantes, concursos de orquesta, etc.) que me resultaron difíciles de gestionar a nivel emocional por no tener herramientas que me permitieran saber abordarlos sin desbordarme!

«En lo personal»… Me pasé media vida sintiéndome desencajada por estar encajada en un mundo de música clásica cuando mi cuerpo era rockero. Sentía un corset que me apretaba y estrujaba el corazón. Mientras mi lado disciplinado buscaba la perfección en la música clásica, el rebelde se inventaba proyectos alternativos, traspasando fronteras, creando puentes musicales.

«Un espíritu libre pidiendo desatarse»... Un día decidí dejar la música profesional, un paso tan difícil como importante, para embarcarme en un viaje interior que me llevó a perseguir un sueño: vivir en Brasil junto al mar y ser salvajemente humana. Ahí fui madre, y llegaron nuevos proyectos y propósitos vitales.

«Un nuevo escenario»… Mi llegada a España marcó una nueva etapa profesional. Como coach vivo desde mi verdadera vocación: inspirar y animar a otras personas a aventurarse en sus viajes vitales y/o musicales.

La música fue (y sigue siendo) mi gran compañera y maestra de vida.

«Y aquí estoy» Viviendo la vida y la música desde un nuevo lugar, una solista convertida en acompañante con experiencia y herramientas para ayudar a las personas que buscan asumir el rol protagónico en el escenario de sus vidas, cruzando sus propios umbrales, resonando con sus poderes… encontrando su propia melodía.